Pisando mierda – Parte 11

Nos pasamos toda la mañana tumbadas en la hierba abrazadas, dándonos besos en la frente, en la mejilla, en la boca. Todo con una delicadeza increíble. Estaba como en una nube. A ratos hablábamos, a ratos estábamos en silencio.
-Ahora mismo soy muy feliz.-Me dio un beso en la frente. La abrasé. Yo también lo era. Pero había pasado la línea que tanto temor tenía a pasar. Ella buscaba una relación estable conmigo. Lo sabía desde hacia mucho tiempo. Y yo no tenía nada claro si quería estar en una relación. La quería con locura pero temía que nuestra amistad acabara perjudicada y perdiera a mi mejor amiga.
Sonó mi teléfono. Sin separarme de Mónica lo cogí, era un número raro, no lo tenía guardado en la agenda.
-¿Si?
-Hola Joy, soy Marcos.
-¿Por qué no me llamas desde tu móvil?
-Mi padre me ha cortado la línea, este es el móvil de Raúl. Joy, necesito hablar contigo.
-¿Ha pasado algo?
-No, bueno si.
-¿Qué ha pasado?
-Joy, esta es la última tarde que paso en Barcelona.- Hizo una pausa.- Me voy a Madrid.
-¿Por qué?
-Raúl ha encontrado trabajo allí y me voy con él.
-Pero… ¿Y el bachillerato?
-Lo seguiré allí. Por favor, no quiero irme sin verte.
-¿Esta tarde?
-Si, me voy mañana a las 7.
-Joder, no se como lo voy a hacer, mi madre me tiene castigada sin salir.- Entonces recordé que tenia que volver pronto a casa. Miré el reloj. Las 2:30. Mierda ya tendría que estar en casa.-Marcos, te llamo luego.
-Por favor, quiero verte.
-Te llamaré y te diré como podemos hacerlo para vernos, yo tampoco quiero que te vayas sin despedirte. Un beso.- Colgué el teléfono. Me levanté.- ¿Recuerdas que estoy castigada?
-Si.- Miró el reloj y se dio cuenta de que ya habían pasado 4 horas.
Llegué a casa. Las 2:45. Hacia media hora tarde. Abrí la puerta y subí por las escaleras sin decir nada. Sara que estaba en el comedor me dijo:
-Joy, ven aquí por favor.
Bajé una escalera y sonó el teléfono. Me fui al sofá. Sara cogió el teléfono.
-Si, bueno Cristina no esta, pero puedo dejarle yo el mensaje.-Sara empezó a poner cara de extrañada.- ¿Cómo que no ha ido a clase en toda la mañana? Y si ha ido a la primera hora… ¿como ha salido del centro? Ya, muy bien, le daré el recado a su madre, si, le digo que te llamé. Perfecto. Gracias y buenas tardes.

CONTINUARA…

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Uncategorized. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s