Pisando mierda – Parte 2

-Tú eres mi hija ¿no?, pues ella también tiene sus hijas. Ella también viene de una relación anterior con un hombre.

-¿No te parece que va todo un poco rápido?

-Lo sé cariño, pero su contrato de alquiler acaba dentro de una semana y necesita un sitio donde quedarse.

Así que el día siguiente, desayunando madre me conto los cambios que habría en casa.

-Vamos a ver, hay dos posibilidades para organizar las habitaciones.  Puedes compartir tu habitación con la hija mayor de Sara que tiene la misma edad que tu o pierdes tu estudio de música y se convierte en una habitación.

-Mamá, no puedes hacerme esto.

-Si no decides tú, decido yo por ti.

-Prefiero compartir, no voy a perder mi estudio.

-Muy bien,  entonces coge todo lo que tienes en la estantería de encima de la cama, deja medio armario vació, también vacía la mitad de las estanterías que tienes encima la mesa y la mitad de los cajones.

-Muy bien mamá.- digo muy cabreada.- ¿y qué hago con todo eso?

-Ahora te voy a dar cajas y lo vamos a dejar en el garaje. Ah y también saca las sabanas y los cojines, esta tarde van a traer la litera.

-¿Ya la tenías encargada?

-No, bueno si, por si acaso, había más posibilidades que eligieras esta opción.

Tres días después desayunando mi madre me informo que esa misma noche venían a cenar Sara y sus hijas para que nos conociéramos.

Llegaron temprano, incluso antes que yo, salía de entrenar y como siempre iba tarde por las cuatro que les gusta ser diferentes y en vez de ducharse y cambiarse como todas, deciden ponerse a cotillear sobre todo el mundo.  Aparqué la moto en el garaje, cogí aire y subí al comedor.  Salude a Sara la primera, con una sonrisa en la cara e intentando ser lo más amable posible.  Luego salude a Julia, la había visto alguna vez por el instituto, tiene un años menos que yo y a partir del sábado iba a ser mi compañera de habitación. Le di dos besos diciéndole mi nombre y preguntándole como estaba. A continuación salude a Carla, la pequeña de la familia, 8 años y muy simpática. Y ya por último salude  a Sofía, la mediana, 12 años. Las tres estaban igual que yo, asustadas y cabreadas con su madre.

CONTINUARA…

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Uncategorized. Guarda el enlace permanente.

Una respuesta a Pisando mierda – Parte 2

  1. veronica dijo:

    Me gusta bastante lo qu eleo, por aqui me quedo con mi taza de cafe.
    besos

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s